Man Ray – Portraits

He tenido la inmensa suerte de ver la exposición fotográfica de Man Ray en la National Portrait Gallery the Londres. No voy a hacer una entrada densa o intensa sobre Man Ray, no es el momento. Sólo quería compartir algunas sensaciones, que a veces es el mayor placer que obtenemos del arte.

ticketmr

Lo primero de todo, no ha sido un buen día para ir pero sí ha sido una buena hora. Teniendo toda la semana elegir un sábado no ha sido una de las cosas más acertadas. Gracias a mi estómago español aún no tenía hambre cuando para los demás era la hora de la comida, así que he podido verlo “más o menos” tranquila. Más o menos. Sobre todo porque aunque nos amplíen las fotografías para los catálogos, una y mil veces, el tamaño de la mayoría de ellas no llegaban ni al tamaño de la entrada. Cuando mi abuela sacaba sus fotos antiguas, desiguales, pintadas… esa ha sido la sensación. Meterse en un mundo que es de otros, que no nos pertenece. Ser un veyour en toda regla. Eso siento cuando miro fotografías antiguas, más en este caso de personas, cuando casi puedes sentir las historias que les unen, y más, también es cierto, porque una vez sabes quiénes son estas personas, has estudiado sus vidas, sus obras y de pronto les ves en una fotografía íntima en cuanto a cercana del que mira, es cómo si de alguna forma te perteneciesen, o algo todavía más siniestro,  cómo si tú les pertenecieses a ellos. En cierto modo algo se queda en las dos partes.

catalogomr-mr

Portada del catálogo. He echado de menos alguna referencia a las técnicas utilizadas. Dependiendo del contexto a veces tienen su sentido. Aquí habría estado bien, pero la sala era pequeña. Claro que, en una sala inmensa las diminutas fotografías se habrían perdido.

braquepicasso-mr

Braque y Picasso. Braque como obrero, Picasso como un señor. Tan contrarios. Tan iguales.

huxely-mr

Aldous Huxley, con quien me obsesiono a cada segundo pensando en Un mundo feliz y qué letra del alfabeto griego sería yo. ¿Un poco de Soma, por favor?

kikiingres-mr

Kiki. La musa. El amuleto. Y esta belleza de fotografía. Ingres por un lado. Por otro, la transmutación de los violines que semejaban cuerpos de mujer ahora son cuerpos de mujer que se transmutan en violines. Sutil. Limpia. Bella.

leemiller-mr

Soy fotógrafa. He venido para aprender de usted. Lee Miller. Recordada como musa. Activa como fotógrafa. Le dejó, un año después de esta fotografía. Esta fotografía en la cual su sombra no sólo le sigue el propio movimiento de su cuerpo, sino que la envuelve, va más allá. Desnuda. Vestida. Preciosa.

http://www.leemiller.co.uk/

loscuatro-mr

Quería contar la historia de cómo Man Ray se casó con Juliet Browner en una boda doble con Marx Ernst y Dorotea Tanning. Las mujeres de arriba no son ellas, pero puedo imaginármelos como si lo fueran. Los cuatro. La amistad. La transgresión. El juego. El arte.

mirorobe-mr

Y Man Ray quiso fotografiar a Miró con una cuerda por referencia a un suceso que había sucedido anteriormente entre Miró y Ernst. Cuando éste último puso una cuerda alrededor del cuello de Miró y amenazó con ahorcarlo si no contribuía en el debate acalorado que estaban teniendo. Miró, como respuesta, se quedó en silencio.

surrealistas-mr

Ellos.

Femme-enfant

Advertisements

Leave a Reply

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

You are commenting using your WordPress.com account. Log Out / Change )

Twitter picture

You are commenting using your Twitter account. Log Out / Change )

Facebook photo

You are commenting using your Facebook account. Log Out / Change )

Google+ photo

You are commenting using your Google+ account. Log Out / Change )

Connecting to %s