Banksy – Lo que no queremos ver

No sé realmente porqué estos últimos días Banksy me persigue. Por distintas páginas y medios por dónde me mueva. Estoy bastante ocupada con el Máster y la vida en general así que me voy a permitir hacer una entrada “light” en cuanto a trabajo para mí pero nada “light” en cuanto a carga simbólica.

¿Alguien ha hecho ya una tesis sobre Banksy? ¿No? ¿Sí? Muchos temas que tratar quizás.

Banksy_lambs

El arte como protesta, como acto de rebeldía, como movimiento agitador de la conciencia dormida de los míseros mortales.

Si alguien veía Doctor en Alaska (Northen Exposure), Chris Stevens en el capítulo 2×05 Requiebro Primaveral intenta, mediante el robo de pequeños objetos, que los habitantes de Cicely saliesen de esa comodidad establecida donde no pasaba nada. Intentaba a su modo de ver, despertarles, hacerles sentir vivos. En este caso, Banksy creo que intenta despertar esa ciega comodidad de la sociedad del mientrasnomepaseamí –en su obra en general-. En realidad, no hay tanta diferencia entre Cicely y el resto del mundo. Lo primero es un caso de una ciudad pequeña, tranquila, donde todo el mundo se conoce y tiene su lugar establecido en la comunidad. En el segundo caso, en las grandes ciudades,  donde todo debería ser más caótico, el resultado es el mismo, al final también convivimos en la comodidad, aunque aceptamos la crueldad como parte de nuestra zona de confort y es sobre eso mismo que artistas como Banksy intentan hacernos despertar, agitarnos, revolvernos. Abrir los ojos y hacernos sentir conscientes, vivos.

Hay un niño que llora al final de este video de Sirens of the Lambs. Qué cruel parece. ¿Es más cruel que los animales encerrados de camino al matadero que son paseados por toda la ciudad? Usa el peluche, que siempre ha tenido connotaciones infantiles, de ternura, compañerismo, amor. ¿Quién no ha tenido un amigo/peluche en la infancia? Pero es un peluche vivo, que por primera vez tiene voz y lo que escuchamos no es nada bueno. Es un grito de auxilio. El nombre del vídeo además, Sirens of the Lambs en contraposición a The Silence of the lambs. Todo occidente comparte en su imaginario visual El Silencio de los Corderos, cuyo protagonista es ni más ni menos que Hannibal Lecter, que es un caníbal. ¿Somos nosotros también caníbales? Nos pone en el papel de los devoradores, somos los asesinos en serie.

Es una reflexión muy dura, quizás demasiado para estas horas de la noche. He comparado a Banksy con Chris Stevens y a la sociedad no vegetariana con Hannibal Lecter. Suficiente por una noche.

Hablaré más de Banksy. Es una promesa.

Advertisements

3 responses to “Banksy – Lo que no queremos ver

  1. Muy bueno! A mí también me persigue y le he mencionado en el último post como posible “pintor misterioso” en Leiria. Espero que escribas más sobre él, gracias por compartir!

Leave a Reply

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

You are commenting using your WordPress.com account. Log Out / Change )

Twitter picture

You are commenting using your Twitter account. Log Out / Change )

Facebook photo

You are commenting using your Facebook account. Log Out / Change )

Google+ photo

You are commenting using your Google+ account. Log Out / Change )

Connecting to %s