Cuando caen las hojas

Buenos días otoñales (está nublado, por eso es un buen día otoñal). Iba a elegir una fotografía de hojas cayendo o un cristal lluvioso, pero en cambio he encontrado esta otra en Tumblr.

workhard

Viene Otoño y con él nuevo curso, que es casi lo mismo que decir nuevo año. La rueda comienza de nuevo a moverse tras el periodo estival y todo parece encajar de nuevo. Los lápices con su sacapuntas, las botas con los calcetines. Y es que aunque haya estado desaparecida no ha sido por vacaciones -qué más quisiera- sino por haber estado (y aún me queda un poco) trabajando en la octava maravilla del mundo situada entre montañas, donde las leyendas y las historias no parecen terminar nunca, tantas son que parecen durar el tiempo de su construcción. Un sitio dónde Felipe II utilizaba sillas chinas para descansar su enferma pierna o Juan de Herrera utilizaba el cuarto de los secretos para lograr que sus trabajadores cobrasen el jornal. Un sitio dónde Velázquez pudo poner la brocha de oro en el descanso más Real de todos y dónde se encuentra la segunda Biblioteca del mundo con más manuscritos latinos en su poder. Es también un sitio en el que Isabel de Farnesio fumó como una carretera y dónde unos tapices creados a partir de cartones de Goya sobreviven con extrema vivacidaz.

Pero como todas las leyendas -y los trabajos temporales- llegan a su fin. Y encontrándome con esa imagen de ahí arriba me recuerda que “Ey amiga, sé que has trabajado muy duro y mereces tu recompensa, pero eh eh eh amiga, la vida consiste en trabajar duro, sobre todo cuando no se es conformista”. Y no lo soy. Así que, *Enjoy your life and keep working*

Y así poder tener esos momentos, como aquellos en los que puedes meter la cabeza en la bufanda más calentita mientras el mundo sigue pasando en modo frío alrededor, convirtiéndote en espectadora por un segundo, antes de volver a ser miembro activo de la sociedad. Porque no olvidemos que al fin y al cabo empieza el Otoño y hay que abrigarse, coger energía y seguir caminando. Aunque sea por las nubes. Aunque seamos, los que nos dedicamos al arte y la cultura, unos muertos de hambre.

Advertisements

Leave a Reply

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

You are commenting using your WordPress.com account. Log Out / Change )

Twitter picture

You are commenting using your Twitter account. Log Out / Change )

Facebook photo

You are commenting using your Facebook account. Log Out / Change )

Google+ photo

You are commenting using your Google+ account. Log Out / Change )

Connecting to %s