Para qué sirve historia del arte

Ya es octubre, cada vez que se va el sol el frío me atraviesa recordándome que pronto será invierno y la vida comienza a moverse de nuevo. Ya sabéis, verano es el parón, nuestro momento de desconexión vital, pero octubre es movimiento, regeneración y un gusanillo en el estómago que te recuerda que en cuanto pase Halloween (porque ya nos hemos quedado con esa fiesta) vendrá Navidad.

Pero eso es adelantarse a los acontecimientos.

El otro día, mi amiga Sonia -os enlazo a su blog porque es una continua sorpresa de imágenes relacionadas con el arte contemporáneo en todas sus vertientes- se quejaba por Facebook de los comentarios de la gente al saber que has estudiado historia del arte, que suele centrarse en “¿Para qué sirve?” o “¿Pero eso sirve para algo?”

Cuando nos preguntan “Para qué sirve” nos están diciendo “Porqué, tú, enano mental, te quieres dedicar a algo que no es productivo -numéricamente hablando- que en esta sociedad neoliberal no tiene cabida, porqué pretendes comer de unas pinturitas, porqué piensas que alguien debería pagarte por trabajar en algo que no crea un producto físico que yo comprenda que se pueda vender al exterior” *Escupitajo. Patada* . A lo mejor en algunos puntos me he sobrepasado, pero en ciertos comentarios creedme que sí va implícito.

Porqué elegir algo que no te va a dar de comer instantáneamente o no te va a hacer rica. Es más, porqué elegir algo que te va a hacer batallar toda tu vida con los demás.

Interesante cuanto menos.

He comenzado a escribir esta entrada y me he ido a la política, al maltrato de la cultura y a esta sociedad que piensa que la productividad es la única forma de medir el éxito. Pero es que si me voy por esos derroteros me pierdo de mi objetivo: para qué me sirve a mí el arte. Así que me centro.

Llamadme loca, pero a mí el arte me hace humana. El arte hace que deje de ser un número en una libreta de un señor que viste de traje y corbata en Bruselas, y me conecte con mi entorno, con mi historia, con mi cultura. El arte me hace sentir viva, libre. El arte me provoca katarsis. ¿Sabéis más? Necesito dedicarme al arte, ya sea transmitiéndolo como guía o a través de la crítica artística (objetivo de vida) porque para mí es hacer ver al otro. En muchas de las visitas que he hecho (centros culturales, museos) e incluso en viajes con mis amigos he repetido esta frase “Es que miráis, pero no veis“. Ver la belleza del mundo, incluso cuando no es bonito. Ver la belleza en una silla rota al lado de la basura, en una raya negra en mitad de un fondo blanco, o en cigarrillos espachurrados mezclados con pintura. El arte es pensar en el otro, ser consciente del mundo en el que vives y dejar de ser un producto matemático para volver a ser un ser pensante, ser un individuo consciente dentro de la masa.

Ser historiadora del arte me ha dado las herramientas para poder conectar todos los puntos. De Altamira a Vitruvio y de ahí a todas partes. Ver la dimensión artística más allá del discurso de fechas y nombres tan HORRIBLE que por desgracia tienes que escuchar a veces -generalmente en los audioguías-.

La historia del arte no son solo fechas, nombres o números, es la interlocución de todos ellos y la comprensión del mundo tangible, y es más, también del intangible. El arte es el porqué de las cosas. Es la comprensión del mundo a todos los niveles. Comprendernos a nosotros mismos.

¿Que es difícil que el arte me dé de comer? Sí. ¿Que por qué lo he estudiado? Porque prefiero que me sea difícil encontrar un trabajo en el que me sienta viva, a que me sea fácil encontrar uno en el que sentirme muerta. He trabajado de todo, y mientras pueda y lo necesite seguiré haciéndolo, pero mi objetivo siempre será transmitir al otro la idea de volver a sentirnos humanos, de que el arte es vida (Fontana dixit). Mi objetivo siempre será dedicarme a este mundo maravilloso de las artes, a este sector incomprendido de la cultura. Incluso si malvivo. Incluso si no puedo permitirme coches de gama alta y áticos en el centro de Madrid.

Que tú no sepas para qué sirve, no significa que no sirva para nada.

Y si quieres, yo te lo explico.

notmuseumbutart

Saluditos otoñales.

me.

Advertisements

Leave a Reply

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

You are commenting using your WordPress.com account. Log Out / Change )

Twitter picture

You are commenting using your Twitter account. Log Out / Change )

Facebook photo

You are commenting using your Facebook account. Log Out / Change )

Google+ photo

You are commenting using your Google+ account. Log Out / Change )

Connecting to %s