Enero en el Laberinto

Qué locura, qué alboroto. Me pilláis con pelos de despistada, pensando qué os cuento de todas las cosas que tengo por contar -propósitos de año nuevo: publicar más- y resulta que va y David Bowie se nos va. Han dicho en Twitter que se nos muere el Siglo XX y realmente es cierto. Entre las redes sociales, los millenials y Justin Bieber el Siglo XX se nos va escurriendo de las manos y del pensamiento, trasladándose pasito a pasito a los libros de historia.

Qué locura. Qué alboroto, señoras y señores. Vais a ver de qué os hablo.

Como ser pensante con ovarios nacida en 1983, “Dentro del laberinto” se quedó grabado para siempre en mi retina -porque he venido a dar mi homenaje particular a David Bowie-, hasta el punto de que ya de adulta decidí hacer un análisis fílmico de “Dentro del laberinto”, aquella película que me había dejado en el recuerdo imágenes insuperables como un gusano parlante, el pantano del hedor eterno o los seres de pesadilla de los Goblins.

¿Sabíais que su director fue Jim Henson y su productor George Lucas?

tumblr_mx30lvx0k51qzb2zpo1_500

Así que analicé. ¿El qué? La película, claro, y con ella a sus personajes: a Sarah, a Jareth (rey de los Goblins), a Hoggle, a Ludo y a Sir Didymus. Incluso analicé a Toby que oyeniñopequeñoquéincordioeras. Lo hice a través de dos motivos de análisis: el Sistema Actancial y la Figura Narrativa del Doble.

He de decir que no soy especialista en análisis fílmico, ni de lejos, pero que analizar esta película fue entretenido, curioso y me hizo descubrir muchas cosas, como que en realidad toda la película es una lección moral sobre la responsabilidad y el mundo adulto. Que Sarah transgrede el arquetipo femenino doméstico al no querer tener nada que ver con el hogar y las responsabilidades de adultos (y que su lucha, su camino será justamente llegar a ese punto de madurez) y la interesante lucha de Sarah, figura de héroe (el bien, el acto de responsabilidad) en contraposición a su doble narrativo que es Jareth, el anti-héroe (el mal, la irracionalidad que nos hace ceder ante a los deseos pulsantes).

tumblr_mx4n0kyNrr1rzve6xo1_500

Quizás desentrañar la película hizo que perdiese un poco de inocencia y de magia, pero a la vez me hizo admirarla más, verla con una mirada nueva.

Por ello y para hacer mi pequeña aportación al legado que nos dejó David Bowie, he subido ese análisis fílmico a academia.edu por si tenéis curiosidad ahora que, queridos perdidos compañeros del siglo XX, os sentís tan nostálgicos como yo.

Que los Goblins no perturben vuestros sueños.

 

Advertisements

Leave a Reply

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

You are commenting using your WordPress.com account. Log Out / Change )

Twitter picture

You are commenting using your Twitter account. Log Out / Change )

Facebook photo

You are commenting using your Facebook account. Log Out / Change )

Google+ photo

You are commenting using your Google+ account. Log Out / Change )

Connecting to %s